¡Empiezan las aventuras de Scary Harry!

IMG_20181126_115241_638

―Mira qué pintas lleva el tipo que conduce. Yo creía que los médicos de vuestro mundo iban siempre con bata blanca ―prosiguió Vincent señalando al chófer, que bajaba de la camioneta con gran esfuerzo.
El conductor llevaba una túnica negra con capucha. A la escasa luz del crepúsculo, parecía casi una sombra.
―¿No será Darth Vader? ¿O un ladrón? ―siguió diciendo el murciélago, mientras la inesperada figura atravesaba el césped del vecino a grandes zancadas―. ¡Está claro! Como el vejestorio la ha palmado, vienen a robarle. Típico. Seguro que tiene una pasta gansa en su casa. Con estos viejos chochos siempre pasa lo mismo. Tienen billetes debajo del colchón, lingotes de oro en el armario…

Sonja Kaiblinger, Un equipo de miedo, Edelvives, 2018
(ilustraciones de Fréderic Bertrand) Trad.: María Alonso Seisdedos

Al chico se le escapó una sonrisa. La primera vez que se había topado en ese mismo salón con el esqueleto de la túnica y los botines deportivos de distinto color, casi se hace pis en los pantalones. Pero eso ya era cosa del pasado. Al final resultó que el de la guadaña era un tipo encantador y chistoso. ¿Qué culpa tenía él del trabajo que estaba obligado a desempeñar? Harold enviaba todas las noches tarros de cristal con almas recién recolectadas al Más Allá. El portal que unía los dos mundos se encontraba justo allí, en el salón de la tía Sharon, concretamente en el viejo reloj de péndulo.

Sonja Kaiblinger, Mala hierba nunca muere, Edelvives, 2018
(ilustraciones de Fréderic Bertrand) Trad.: María Alonso Seisdedos

I Premio Xela Arias

Fotografías de Sesé Rodríguez e Pancho Salmerón

Entrega do I Premio Xela Arias
Con Iria Taibo e Iria Castro, presidenta e secretaria, respectivamente, da Asociación Galega de Profesionais da Tradución e a Interpretación.
Coa directiva e colegas ante o stand da AGPTI no Culturgal.